Año nuevo… Vida nueva

Tu relación cambiará cuando tu decidas cambiar, cuando te permitas trabajar tus heridas, tus traumas, tus dolores. Mientras no estés dispuesto a....

Para un año nuevo diferente el cambio debe empezar dentro de ti…

Es la época donde reflexionamos y evaluamos que ha pasado a lo largo del año que culmina y me nace compartir contigo estas palabras, para crecer, aprender, construir, ser y tener lo que quieres, ya que también es el momento donde nace una nueva esperanza, donde establecemos metas y se fecundan nuevos sueños, pero si no aprendemos cómo lograrlos y seguimos haciendo y siendo los mismos tendremos los mismos resultados, pasará un año más y tu insatisfacción, frustración, sensación de estar estancado crecerá, así como la infelicidad.

Si te sientes completamente feliz y satisfecho con lo que tienes y lo que eres, te invito a que no sigas leyendo y perdiendo tu tiempo con este artículo, entonces esto no es para ti…

…pero si hay algún aspecto de tu vida que te sientes estancado, hay alguna insatisfacción y sobre todo si hay alguna relación que te implica un reto y desafío, que piensas que si esa persona tan solo cambiara un aspecto o varios aspectos de su ser para que puedan entenderse y así pudieras ser feliz, entonces estas líneas que escribo son justo para ti. 

En estos días un paciente me decía “Gladys qué loco es esto, mi pareja es tan linda; ¿Cómo que yo la pude percibir tan mal?»

Sí, es así de loco, debo darle la razón a este paciente. 

  • ¿Cómo pasa esto? 
  • ¿Cómo que podemos percibir tan negativamente a una persona y luego cambiar de parecer? 
  • ¿Cambió su pareja?  
  • ¿Acaso su pareja empezó a ser diferente?

Otro caso de un paciente que me decía: “Siento rabia, odio a xxxx que bueno que ya no estoy con esta persona y ahora tengo a una persona maravillosa a mi lado, me siento segura, amada, protegida” pero… al poco tiempo me dijo lo mismo sobre la nueva persona con la que estaba, porque no estaba dispuesto a cambiar ella, buscaba el problema afuera, esperaba que los demás cambien y eso la llevó a sentir la misma frustración, decepción y dolor que antes, por sus propias heridas no sanadas.

Tu relación cambiará cuando tú decidas cambiar, cuando te permitas trabajar tus heridas, tus traumas, tus dolores. Mientras no estés dispuesto a hacer esto, seguirás viendo a los demás con la misma mirada, la mirada a través de tus heridas, le darás el mismo significado a la vida, a las cosas que hacen los demás y tocará tu dolor y tratarás de defenderte, de huir, de protegerte, pero estás reaccionando por las corazas que construiste en tu interior como mecanismo de defensa para no sufrir.

Es cierto, esta coraza puede salvarte de no sufrir, pero también te limitarán para no vivir plenamente, para no ser feliz, para no disfrutar, no te permitirán relacionarte como te gustaría, te aísla, te aleja, te lleva a encerrarte en ti misma/o cada vez más, porque son barreras que te condicionan causadas por esos recuerdos de experiencias negativas.

No soy lo que ha pasado, soy lo que decido ser, decía Carl Yung, pero si no enfrentamos nuestros dolores y heridas para sanarlas, estas nos condicionan porque nos rige el subconsciente en donde almacenamos estas heridas que no están sanadas.

¿Cuál es la solución?

La solución no está en aislarse, en olvidar, en ignorar lo que te ha pasado, lo que te ha dolido o te ha causado dolor, el dolor es inevitable en esta vida, el sufrimiento lo llevas porque no sabes trabajar o no has aprendido aún sanar o superar el dolor.

Para que tus anhelos, tus planes, tus sueños se concreten, es importante sanar las experiencias que te mantienen ancladas en el pasado, que te impiden crear y construir. Para no traer a tu presente el dolor de tu pasado, necesitas dejarlo atrás, como ya te decía, no olvidando o ignorando, sino mirarlo de frente y sanar tus heridas, equilibrar tu percepción hacia ti y los demás. 

Tu relación será la quieres tener, podrás ser feliz, sentirte plena/o cuando te permitas vivir sin las barreras que has creado en tu interior y que te condicionan por el miedo a sufrir, cuando rompas la coraza que te condiciona por el dolor de tus heridas del pasado.

A medida que sanes internamente empezarán a florecer tus relaciones, crearás vínculos saludables donde experimentas comprensión, empatía, conexión y sentirás plenitud. 

“Todo lo que vemos fuera es un reflejo de nuestro interior, tu visión del mundo y de las personas no es la realidad, es el reflejo de cómo tú miras el mundo, de cómo tú eres por dentro”

Cuando estés dispuesto a mirar tu dolor de frente, a sanar, a mirar tu propia sombra, a amarte con tus virtudes y debilidades, cuando estés dispuesta/o a construir una autoestima saludable, estaré aquí dispuesta a ayudarte para que lo consigas, puedes reservar tu sesión.

Reservar un turno

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on whatsapp

Más publicaciones

Crisis

¿Qué son las Crisis?

Las crisis no superadas son guardadas en nuestra memoria como peligro, como pérdida o como perjuicio y generan sensación de que la vida ha quedado en el vacío..

Temas

Envíame un Mensaje

Recuerda, estoy para ayudarte

¿Necesitas más información? No dudes en escribirme