¿Se puede rescatar la relación después de una Infidelidad?

Años de experiencia en el área de las relaciones de parejas han dejado como clara evidencia que la gran mayoría no pueden superar la infidelidad por sí solos y si lo logran...
¿Se puede rescatar la relación después de una Infidelidad?

Las relaciones al cabo de un tiempo pasan de la fase de enamoramiento a la fase de resentimiento, esto de seguro no es novedad para ti, pero sabes y has experimentado que ésta primera fase termina sola, es solo cuestión de tiempo y espacio compartidos y se escala a la segunda etapa que es el resentimiento, cuya fase no termina si no sabemos tratar éstas emociones negativas que se generan, esto no siempre nos lo han contado y por consiguiente pasas a la fase de la ruptura silenciosa.

¿Cómo es una ruptura silenciosa?

Algo así lo describe una persona en un mail estos días:

 

Creo que nuestro matrimonio nunca ha sido un buen matrimonio, hace más de un año ha sido de puras peleas y de todo nos enojamos hasta el punto creo que de aborrecernos el uno al otro, no tenemos mucha intimidad.

El verso que te has contado en la etapa del enamoramiento “esas fantasías” de la relación y sobre el amor tarde o temprano te llevan a la desilusión, al resentimiento y transitas de la percepción sesgada positiva a la percepción sesgada negativa, el cúmulo de cargas emocionales negativas te llevan a ver todas las debilidades de tu pareja, las virtudes quedan ocultas por tu resentimiento y es cuando tomas por sentado que la vida en pareja es difícil.

Todas las relaciones tienen sus discusiones y no todo es color de rosa, con lo que no prestaste atención a las señales que tenías ante tus ojos y no han hecho nada para mejorar la relación hasta que te encuentras con palabras como éstas:

 Hace un mes y medio descubrí que me engañaba, él está súper arrepentido, quiero perdonarlo por mis hijas y porque todavía lo quiero y porque sé que yo tuve un poco de culpa al alejarlo de mí, pero yo no sé cómo olvidar.

Posiblemente te haces la pregunta “¿cómo puedo perdonar y olvidar?”, ¿cómo podré volver a confiar?, esto es el final de la relación o de mi matrimonio, así te lo has contado, esa es la creencia popular, pero definitivamente la infidelidad no siempre es el final de una relación o un matrimonio, muchas veces te viene a enseñar cómo hacer lo que antes no has podido hacer porque no sabías cómo, hasta que la experiencia de la infidelidad por medio del dolor te muestra un nuevo camino, otras soluciones o alternativas que no has sido capaz de contemplar.


Que no tengas la respuesta  a cómo hacerlo es muy natural y es por eso que muchas parejas tiran la toalla y terminan en la separación, rompiendo la relación, pero empezar  a entender la psicología de las relaciones muy posiblemente haga la diferencia en tu vida, el primer paso para que puedas tener una relación plena y saludable es superar sentimientos de culpa, resentimiento, miedo o semejantes, sanar la infidelidad tanto si fue tu pareja quien se ha ido con otra persona y te sientes traicionado o si tú  fuiste infiel y te sientes culpable.


Años de experiencia en el área de las relaciones de parejas han dejado como clara evidencia que la gran mayoría no pueden superar por sí solos esta experiencia, y si lo logran les lleva años de discordia, amargura, peleas, reproches, con el peligro de pasar el resto de sus vidas en una relación que queda estancada en la fase de la ruptura silenciosa.


Esta fase en donde ambos deciden quedarse juntos, comparten la convivencia, pero en una relación desabrida, sin intimidad, poca confianza, distanciados, y todo por vivir el mito que dice que el tiempo lo cura, para nada más después de años percatarse que no es así.


Las relaciones son un proceso de crecimiento personal, las personas viven insatisfechas en sus relaciones esperando que el otro cambie ignorando cuanto se niegan a sí mismos, las crisis son parte de esta existencia, negarlas sería contarte una fantasía, pero hay dos caminos que pueden ser tomados desde este punto; uno es quedarte con la parte negativa, resentir ese dolor día a día, quedar sufriendo, amargarte la vida o ver el para qué estás viviendo esto, que parte de tu ser estabas ignorando, que señales no estabas prestando atención o que estabas descuidando.



Si buscas rescatar tu relación, sanar el dolor, crecer y tomar consciencia para crear o construir el vínculo que deseas tener, mejorar tu autoestima, la seguridad en ti misma/o te ofrezco una nueva visión, un proceso para sanar tus emociones y heridas para que puedas tener una vida y relaciones plenas.

Empieza ahora y si quieres dar el paso escríbeme ahora y reserva tu sesión.

Enviar un Mensaje

Si quieres más artículos como éste suscríbete en el formulario de abajo.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on whatsapp

Más publicaciones

Trastornos de personalidad

Trastornos de personalidad

La personalidad es el resultado de una compleja organización de operaciones intrapsíquicas que realiza el individuo que genera una construcción activa del….

La gota que colmó el vaso

La gota que colmó el vaso

Cada experiencia que genera malestar y no es procesado adecuadamente la podemos considerar una gota que va llenando el vaso

Temas

Envíame un Mensaje

Recuerda, estoy para ayudarte

¿Necesitas más información? No dudes en escribirme