Relación Padres hijos

Eres padre o madre de un adolescente y tienes dificultad para relacionarte o Eres un adolescente y tienes dificultad en tu vínculo con tus padres

Este artículo es para ti si:

  • La comunicación no es eficiente ni asertiva
  • Si percibes que no se conectan
  • Si el ambiente es tenso y percibes que debes estar en constante alerta
  • Estás constantemente a la defensiva
  • En la casa hay estrés
  • Tu adolescente… Percibes que te falta cariño o atención de tus padres, te sientes decepcionado, herido y a estas alturas prefieres mantener distancia de tus padres, no comunicarte con ellos, aislarte y esperar a que llegues a los 18 para irte de ahí.
  • Padres… Sienten que la educación de tu hijo/a adolescente se te va de las manos, percibes que no te obedece, sientes miedo por lo que pudiera hacer o el daño que pueda sufrir, porque desconoces lo que pasa en la cabeza de tu hijo/a porque se encerró en su mundo y te excluyó de él o está tomando actitudes que puedan lastimarle.

Este artículo debería ser escrito en dos partes, uno para ti como padres y otra para ti como adolescente, pero veo la necesidad de crear consciencia y busco que sea un artículo psicoeducativo que te ayude a ver tu situación actual desde una perspectiva diferente y puedan encontrar una luz, sentir esperanza y ver una salida.

Si eres adolescente me dirás, no quiero salida a esto, estoy bien como estoy, no quiero más intentar, ya lo hice muchas veces y siempre lo mismo, salgo más lastimado… te entiendo… sigue leyendo.

Empezaré explicando algunos conceptos del comportamiento humano en las relaciones que mi mentor Oscar Duran del Instituto de Conciencia Cuántica lo ha denominado la psicología interior de las relaciones para poner algo de claridad sobre lo que pasa en este vínculo padres/adolescente. 

Una relación tiene etapas, a estas las denominamos fases del amor (Lee más sobre Las fases del amor) las cuales también se experimentan en el vínculo padres e hijos. El primer modelo de apego que experimenta el humano es con los padres, donde transita por estas fases del amor, pero en un periodo más largo que es una relación amorosa. 

Por eso en la adolescencia surgen estas crisis familiares, porque el adolescente siente gran decepción de sus padres, pasó de la etapa del enamoramiento al resentimiento por las propias capacidades cognitivas del adolescente, en esta etapa, en la pre adolescencia el ser humano empieza a desarrollar su pensamiento crítico, deja de creer ciegamente en lo que los padres dicen, esa idolatría que han sentido hacia sus progenitores se rompe y ven que no son tan perfectos como los creían (se resienten). 

Cuanto mayor era la admiración que sentías hacia papá o mamá, mayor será ahora tu resentimiento, tu desilusión, tu decepción, no porque ellos ahora han cambiado, sino porque empiezas a desarrollar tu pensamiento crítico. Empiezas a pensar por ti mismo.

Ahora empieza la crisis tanto para los padres como para los hijos

Hasta ahora el hijo/a hacía de una o de otra manera, en mayor o menor medida lo que tú como padre o madre decías, tenías el control, tu hijo aún no tenía pensamiento crítico, no podía aún pensar como ahora, analizar las cosas, crear sus propias ideas, ahora está formando su identidad propia.

Por otro lado, el hijo al sentirse decepcionado, desilusionado porque percibe las diferencias, las oposiciones que antes no era capaz de ver, ahora se siente herido, sus padres cayeron de ese pedestal que estaban y en el cual el mismo lo colocó, y esos seres perfectos pasan a una percepción opuesta, ahora ve todo lo malo, todas las oposiciones, todos los defectos en los padres y los percibes de una manera completamente o al menos más negativa que positiva. Ambas percepciones son mentira, son solo media verdad, tus padres no eran tan perfectos como te creías que eran, pero tampoco son tan malos, anticuados, con tantos defectos como los ves ahora. 

Esta relación con tus padres es la primera decepción de amor que vives, es para que aprendas, para que crezcas, es para que te puedas preparar para esa vida que empiezas a caminar por ti mismo/a.

Ahora puedes elegir, crecer, aprender a manejar tus emociones y percepciones o quedar encerrada en ti mismo/a, aislarte de tus padres y protegerte de más decepciones de ellos, pero necesitas saber que las lecciones que no aprendes las repites, si no aprendes a tener inteligencia emocional y te encierras, mañana, en el futuro, repetirás la experiencia y cada vez con mayor intensidad y tantas veces como sea necesario hasta que ya no puedas resistirte a crecer, a aprender, para que puedas ser cada vez más independiente, autónomo, equilibrado e inteligente emocionalmente.

Padres… es momento de dejar el control, esto que les comparto es lo que me enseñó mi hija… GRACIAS HIJA, nuestros hijos nos enseñan también a crecer, no sabemos todo, reconozcamos que como padres vamos creciendo a la par con nuestros hijos.

Ya es momento de dejar crecer a nuestros hijos, ya no podemos elegir por ellos, pero ayúdemeles a elegir, demos opciones de lo que pueden hacer, opciones de que actitudes y acciones pueden adoptar, eso les guiará hacia decisiones asertivas.

Trabajar en la comunicación es un eje importante y sobre todo es momento de ir dando responsabilidad al hijo, que debe crecer y aprender que cada palabra, cada decisión, cada actitud y acción tiene una consecuencia, tiene un costo, tiene una pro y un contra que debe aprender a asumir porque así como ellos mismos perciben que difieren con nuestra forma de pensar, también ambas partes deben ser conscientes que aunque quisiéramos tener a nuestros hijos resguardados de sus desaciertos no está en nuestras manos poder hacerlo, porque es un individuo que elegirá su propio camino y por amor haremos según nuestra experiencia todo para que vivan el menor dolor posible en esta experiencia de la vida.

Pensar diferente no significa que estés equivocado, pero tampoco que tengas la verdad absoluta. Si ambas partes pueden ver con objetividad, sin el resentimiento de por medio, serán capaces de crear juntos “padres e hijos” las mejores y las más maravillosas experiencias.

 Libre de resentimiento, estarán abiertos a escucharse, a negociar, a crear experiencias y tener un vínculo mejor cada día, dejar el modo defensivo y aprovechando las diferencias como oportunidades para construir una idea común para el bien de todos, donde todos juntos como familia sigan creciendo.

Reservar un turno

Para consultas deje su mensaje al WhatsApp

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on whatsapp

Más publicaciones

Año nuevo… Vida nueva

Tu relación cambiará cuando tu decidas cambiar, cuando te permitas trabajar tus heridas, tus traumas, tus dolores. Mientras no estés dispuesto a….

Las 3 etapas del amor.

Las 3 etapas del amor

El propósito de una relación de pareja no es hacerte feliz, como nos han vendido socialmente, sino facilitar tu crecimiento personal”

Temas

Envíame un Mensaje

Recuerda, estoy para ayudarte

¿Necesitas más información? No dudes en escribirme